Hermandad

PREAMBULO

La Hermandad de Culto y Procesión de Jesús Nazareno del Perdón, María Santísima de Nueva Esperanza, Santa Ana y San Joaquín, en cumplimiento de los Estatutos, aprobados en Cabildo de Hermanos de fecha 18-12-2006 y tras la sanción de la Diócesis de Málaga, de fecha 25-02-2008, y desde el convencimiento de la necesidad de articular fórmulas mediante las cuales desarrollar los mencionados estatutos, se ha dotado del presente Reglamento de Derechos y Sanciones. Reglamento que pretende salvaguardar los derechos de todos los hermanos y el derecho de la Hermandad a proteger sus intereses ante comportamientos, acciones u omisiones que contravengan el buen orden y funcionamiento de la misma.

Este Reglamento de Derechos y Sanciones se inspira en los Estatutos de La Hermandad de Culto y Procesión de Jesús Nazareno del Perdón, María Santísima de Nueva Esperanza, Santa Ana y San Joaquín y en el derecho a la participación que asiste a todo hermano de la cofradía,  en el Código de Derecho Canónico de la Iglesia Católica y en los principios del Perdón y Caridad del Cristianismo.

Su entrada en vigor se produce el día 15-12-2008, tras su aprobación por el Cabildo de Hermanos, tras el visto bueno dado por la Junta de Gobierno con fecha 9-12-2008, tal y como se expresan los Estatutos de la Hermandad.

TÍTULO PRELIMINAR

1.- La aplicación del presente Reglamento de Derechos y Sanciones no podrá ser con carácter retroactivo, salvo en aquellos casos que la Junta de Gobierno determine especiales y que hagan referencia a comportamientos o situaciones pretéritas cuya persistencia afecten al devenir presente de la Hermandad, a su buen nombre o al de los hermanos de la Cofradía.

2.- Las determinaciones, recomendaciones o sanciones que emanen del presente Reglamento de Derechos y Sanciones, una vez agotada la vía del recurso ordinario conforme a los Estatutos, serán inapelables, salvo en vía eclesiástica.

LOS DERECHOS

3.- Todos los hermanos de Nueva Esperanza, sin excepción alguna, gozan de los derechos recogidos en los Estatutos de la Hermandad.

4.- Contra cualquier conculcación de derechos, los hermanos o hermano de la Corporación afectado podrá interponer recurso por la vía ordinaria contra el órgano de la hermandad – Comisión Permanente, Junta de Gobierno o Cabildo de Hermanos – que haya tomado la supuesta determinación.

5.- La presentación y resolución del recurso se hará conforme exigen los Estatutos de la Hermandad.

6.- Todos los hermanos de Nueva Esperanza tienen el derecho a aportar sus propuestas u opiniones a los órganos de gobierno de la Hermandad.

7.- Para que las propuestas u opiniones que realicen los hermanos de Nueva Esperanza sean tenidas en cuenta, éstas deberán ser presentadas por escrito ante la Secretaría de la Hermandad.

8.- La propuesta en cuestión será debatida, en virtud de sus facultades, por la Comisión Permanente y, en su caso, será elevada a la Junta de Gobierno y, si procede, al Cabildo de Hermanos.

9.- La resolución final de cualquier propuesta efectuada por cualquier hermano de Nueva Esperanza deberá ser contestada de forma razonada.

10.- Todos los hermanos de Nueva Esperanza tiene el derecho a denunciar ante los órganos de gobierno de la Hermandad las actitudes de otros hermanos que conculquen los principios recogidos en los Estatutos. A tal fin, la Junta de Gobierno abrirá un periodo para investigar los hechos denunciados a fin de adoptar las decisiones oportunas.

LAS SANCIONES

11.- Las sanciones a los que los hermanos de Nueva Esperanza se pueden enfrentar son de carácter leve, grave o muy grave.

12.- Las sanciones de carácter leve son aquellas adoptadas en el marco de los supuestos casos

   1. No respetar, de forma reiterada, el turno de intervención de los hermanos en las reuniones de los órganos de gobierno.
   2. No participar, sin que medie excusa válida alguna, en los cultos o actos a los que haya sido expresamente convocado por la Junta de Gobierno.
   3. No respetar las directrices de los mayordomos o capataces durante la estación de penitencia.

13.- La acumulación de dos faltas leves, conllevará una sanción de carácter grave.

14.- Las sanciones de carácter leve supondrán una amonestación por escrito

15.- Las sanciones de carácter grave son aquellas adoptadas en el marco de los supuestos casos:

    * - El uso de material propiedad de la cofradía para actos o fines no autorizados por la Comisión Permanente o, en su defecto, por la Junta de Gobierno.
    * - El uso del nombre de la Hermandad sin la previa autorización de la Comisión Permanente o, en su defecto, de la Junta de Gobierno.  
    * - El abandono sin causa justificada de su puesto en la estación de penitencia.
    * - La falta de compostura en los cultos
    * - La falta de compostura en los actos convocados por los diferentes órganos de gobierno.
    * - La falta de compostura en la estación de penitencia
    * - El posicionamiento público respecto de propuestas contrarias al interés general de la Hermandad.
    * - No observar el debido respeto público a las decisiones de los órganos de gobierno de la Hermandad.
    * - El impago injustificado de las cuotas o luminarias establecidas por la Hermandad.

16.- La acumulación de dos faltas de carácter grave conllevará una falta de carácter muy grave.

17.- Las sanciones de carácter grave conllevarán la pérdida de los derechos recogidos en los apartados c y d del artículo 28 de los estatutos y del artículo 29 de los Estatutos durante un año como máximo.

18.- Aquellos hermanos que cumpliendo una sanción de carácter grave insistieran en la actitud por la que se les abrió expediente sancionador, será sometidos a un nuevo expediente por falta muy grave.

19.- Las sanciones de carácter muy grave son aquellas adoptadas en el marco de los supuestos casos:

    * - La apropiación de material o enseres de la Hermandad
    * - La burla pública hacia los Sagrados Titulares de la Hermandad
    * - La burla pública, el insulto o el menosprecio público hacia los integrantes de la Junta de Gobierno de la Hermandad.
    * - Las acusaciones públicas, sin pruebas y sin que medie denuncia ante los órganos de gobierno de la hermandad, respecto a la honradez, conducta moral, social o cristiana de cualquier hermano de la cofradía.
    * - La apostasía
    * - El posicionamiento público contra la doctrina de la Iglesia Católica
    * - El posicionamiento público contra el derecho a la vida
    * - El posicionamiento público a favor de actitudes xenófobas o racista
    * - El posicionamiento público a favor de causas denigrantes hacia el ser humano
    * - El uso de la iconografía, objetos de culto o imágenes de los Sagrados Titulares para acciones con o sin ánimo de lucro, sin el consentimiento de la Comisión Permanente o, en su defecto, de la Junta de Gobierno.
    * - Las acciones violentas contra cualquier hermano de la Cofradía en los actos o cultos convocados por la Hermandad.
    * - Las denuncias falsas presentadas contra cualquier hermano de la Cofradía por supuesta conculcación de los deberes recogidos en los Estatutos.

20.- Las sanciones de carácter muy grave conllevarán la baja definitiva de la Hermandad.

    Francisco Javier Benítez  Hermano Mayor  -     Fdo. Mª Candelaria Ruiz Secretaría Gral.

 

APROXIMACIÓN HISTÓRICA SOBRE EL ESCUDO DE NUEVA ESPERANZA


escudo nuevoEn los siglos XVII y XVIII, algunas cofradías empleaban como escudo corporativo, la silueta de sus Sagrados Titulares, que los nazarenos portaban en la proœsión, de ello tenemos constancia en algunos documentos que afortunadamente y a pesar de los avatares históricos nos ha  podido llegar a la actualidad y en el que Se describen perfectamente la indumentaria de estos penitentes de vela:  "  a cada hermano se le daba un hacha (vela), y con ella a de ir alumbrando a la Santa insignia (titular), vestirán túnica llevando el rostro descubierto, con escapulario y  escudo en el brazo con la insignia del Santo Cristo (escudo)...' (1). 

Pero es definitivamente a partir de los diseños realizados por Ansaldo, los que sirve de detonante para que algunas cofradías y hermandades adquieran su emblema repre­sentativo de una manera definitiva, O en su caso, sustituyeran aquellos viejos emblemas que hasta esa fecha eran usados por las mismas. (2).

En el caso que nos ocupa de la hermandad de Nueva Esperanza y partiendo desde su fundación en el año 1976 hasta finales de 1986 podemos apreciar que nuestra querida hermandad carecía de escudo que la identificarade una manera clara con las demás hermandades, no obstante en todos sus documentos y escritos oficiales se imponía un tampón en el que se hacía constar el nombre de Nuestros Sagrados Titulares, separados ambos por dos estrellas de seis puntas siendo eje Central del mismo una cruz de orden latina.

Pero es a raiz de la aprobación de las primeras reglas corporativas por el obispado,  fechada el día 4 de Junio de 1987 Cuando se constata por primera vez y de una manera oficial el empleo del escudo corporativo realizado escasos meses antes.

Por los documentos consultados en nuestros archivos, sabemos que el dia 24 de enero de 1987 se hace entrega en la secretaria de la hermandad un diseño original de un escudo, al pie del mismo se hace constar la autoría del mismo, pero su lectura es dificultosa, no obstante y del mismo período datan dos convocatorias de culto realizadas a plumilla y tinta china y diseñadas por Julián Corchado, dentro de dichas convocatorias figura reflejado el escudo de la hermandad y son coincidente en firma ambos documentos, por los que nos inclinamos a afirmar que tanto el escudo corporativo como las convocatorias de culto son de un mismo autor Julián Corchado. (Posteriormente se descubriría que el diseño fue retocado por Jesús Castellanos).


Partiendo de este diseño primitivo en el que Se representa el emblema alusivo ala Santísima Virgen en el lado diestro del blasón y el alusivo al Cristo en el lado siniestro, pasamos a la última modificación efectuada por la cofradía, el cambio no es muy sustancial únicamente se hace una inversión en el orden de los mismos tal y como puede verse reflejado en el escudo que figura como eje central del nuevo guión corporativo realizado por Joaquín Salcedo Canca 1997-­ 1998.


Aunque la descripción de un emblema o blasón es tarea más que dificultosa para una persona ajena por completo al mundo de Ia heráldica, he tratado de hacer una aproximación lo más fiablemente posible, tomando siempre como referencia el diseño de Julián Corchado y la posterior modificación incluida ya en el nuevo guión de Salcedo Canca, he descrito el escudo corporativo de nuestra hermandad sin tratar de corregir los posibles errores que pueda poseer nuestro emblema.

ESCUDO

Escudo BNLa Hermandad de Culto y Procesión de Jesús Nazareno del Perdón y María Santísima de Nueva Esperanza, tiene como emblema el constituido por una rocalla apergaminada que carga en oro (3), dos óvalos siglados (4), acotados (5), y orlados con motivos vegetales (6).


En el flanco diestro aparece las siglas: 'JHS' (Jesús Hominum Salvator) "Jesús Salvador de Hombres', todas la siglas en esmaltes (7), de oro que carga sobre un campo púrpura (8), una cruz  acotada (9). (10).


En el flanco siniestro aparecen las siglas: 'AV ­ Ave Maria' en esmalte de oro que carga sobre áncora (11 ) del mismo metal, todo ello sobre un campo de sinope (12), (13).


Como remate de todo el conjunto figura por timbre (15) la corona ducal de Málaga.

 

NOTAS:

(1) Estatutos de la Puente del Cedrón año 1675.
(2) En el mes de enero de 1941 y por acuerdo de la Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías se encarga a Ricardo Ansaldo una serie de reposteros con el objeto de que sirvan de adorno a la tribuna principal, siendo efectuado dicho trabajo por las RR.MM. Adoratrices de Málaga.
(3) Es el fondo del escudo sobre el cual se asienta.
(4) Dícese de aquellos escudos que contiene iniciales de letras.
(5) Son aquellos emblemas que están situados uno enfrente del otro.
(6) Adornos que rernatan o terminan el conjunto o parte del escudo.
(7) Es el fondo de una determinada parte del escudo.
(8) En Heráldica el púrpura es el color morado.
(9) Una Cruz arborea.
(10) Como se describe en la parte diestra del blasón aJesús como el Salvador de hombres, él nos perdona de nuestros pecados cargando con la cruz hacia el calvario: Juan 19~17 '... y llevando el mismo a cuesta su cruz fue caminando hacia el sitio llamado calvario y en hebreo gólgota'. En todo ello es envuelto por el color morado penitente que es el empleado para la sección del Cristo.
(11) Un áncora en heráldica es un ancla.
(12) En heráldica el sinope es el color verde.
(13) En la parte siniestra se hace alusión al saludo del Arcángel San Gabriel hacia la Vigen María cuando le es comunicada  la buena nueva de su concepción inmaculada: Lucas 1-26, 28 '... En el sexto mes Dios envió al arcángel San Gabriel a Nazaret ciudad de Gailea, a una Virgen desposada con cierto  varón de la casa de David lIamado José y el nombre de la Virgen Maria y habiendo entrado el ángel donde ella estaba  le dijo; Dios te salve Maria, llena eres de gracia, el señor es contigo'. Sobre esta un ancla símbolo por antonomasia de la esperanza, se alude a Maria como nueva ancla, maestra, mediadora y añanzadora de nuestra fe, en María tenemos todos los cristianos puesta la esperanza, gracias a la señora adquiriremos fuerzas renovadas para no fatigarnos ni desfallezcamos ante los avatares de la vida, teniendo siempre atenta la mirada hacia la eterna reina celestial .  Como vemos en todo ello se refleja la advocadón de nuestra SagradaTitular, siendo el color envolvente del mismo, el propio de su advocación mariana que es el verde.
(14) El timbre es un ornamento exterior que se sitúa normalmente encima del escudo pudiendo ser coronas reales, imperiale ducales, coronas de espinas o cualquier otro elemento que sirva de adorno al mismo.

BIBLIOGRAFIA

- 75 Años de la Agrupación: Jesús A Castelano Guerrero 'La Agrupación en la posguerra (19361960); Entre la reconstrucdón y la crisis institucional" p 221.
- La Saeta año 1996:Salvador de los Reyes 'Evolución de la Tribuna Central', página 168 y 169.
- Llorden y Souvirón: 'Historia documental de las cofradías y Hermandados de pasión de la ciudad de Málaga'. ,
- Archivo Nueva Esperanza

Miguel Ángel Gutiérrez Mendoza Cronista Archivero de la Hermandad

escudo nuevoEn el siguiente artículo, nos centraremos  en la utilización de los símbolos a los que tradicionalmente se ha venido asociando esta singular advocación mariana <Virgen de la Esperanza>, finalizando el mismo, y viendo el paralelismo existente entre estos, y el nombre de nuestra Sagrada Titular. Estos símbolos a los que nos referimos son: el ancla y el romero, siendo el primero de ellos más comúnmente empleado para simbolizar  a uno de los Sagrados Titulares que son poseedores de la  advocación de Esperanza. Pero te has preguntado   alguna vez, ¿porqué se utilizan estos símbolos y no otros relacionados con esta advocación?. ¿Desde cuándo se empezaron a usar y que cualidades le otorgaron a los mismos? Estas dudas quedarán resueltas en las siguientes líneas.

Empezaremos pues por el principio ¿Por qué se empezó a utilizar los símbolos? y ¿qué se  pretendía representar? Desde muy antiguo, el hombre creía que algunos objetos se le podía asociar ciertas virtudes que los mismos poseían,  así pues, si empleaban estos  símbolos, y los utilizaban en su beneficio, creían que  podían captaban ciertas virtudes asociadas a éste , cómo una especie de  energía interior <energía espiritual>, que estos encerraban en su interior. Este lenguaje de símbolos, era sólo conocido por un limitado número de personas, normalmente una comunidad religiosa, únicos instruidos en este doble lenguaje comunicativo y oculto,  que para los ojos de otras personas ajenas a este círculo,  sólo veían en estos lo que realmente estaba representado o inscrito en ellos, sin profundizar en ese doble lenguaje oculto-figurativos que los mismos  contenían.

Así pues, éstos eran utilizados para representar  virtudes o cualidades morales que se pretendía captar a través de ellos. Gracias a estos símbolos, se lograba dar un mensaje más o menos claro,  siempre asociado al objeto representado. Pero esta simbología   ha estado sujeta a la interpretación de aquella persona que lo está observando o analizando. De su correcta interpretación depende el otorgar a este símbolo el verdadero sentido que aquellas personas que lo hicieron y quisieron dar al mismo, ya que éste lenguaje no está sujeto a ninguna regla y es fácilmente influenciable por el paso del tiempo, pues a lo que antiguamente se le asociaba cierta cualidad, con el discurrir de los años  puede tener otro significado completamente distinto, o que un objeto pueda en si mismo contener un  doble significativo. Dependiendo pues del grado de calificación de la persona observadora el poder captar el verdadero sentido del símbolo.

Hasta el momento hemos explicado que se pretendía representar con estos objetos pero, ¿Desde cuándo  empezó a utilizarse? La respuesta a esta pregunta es difícil de contestar, pues se pierde en el tiempo. Conocemos que desde la prehistoria, el hombre comenzó a utilizar una serie de símbolos <pinturas>, asociados siempre a ciertos cultos. Así pues, estos pintaban las paredes de la cueva que habitaban con animales <con mayor o menor naturalidad>, pues al rededor de estos símbolos realizaban sus rituales religiosos danzando  junto a las pinturas. Creían firmemente que a través de estas, podían captar las energías de las figuras representadas, consiguiendo así una mayor fuerza física con la que poder dar caza a los animales  por ellos dibujados. Vemos pues, como estos hombres se servían de dichos símbolos para sus rituales religiosos, ya que con este lenguaje alegórico podían captar la energía de lo representado. Así pues, comprobamos que desde el comienzo de los tiempos se asoció los símbolos a la religión, siendo esta última la encargada de trasmitir el verdadero significado del mensaje que se pretendía dar.  El cristianismo no fue ajeno al uso de estos lenguajes simbólicos, pues de todos es conocido que supo adaptar ciertos cultos paganos, asumiéndolo como propios, y dotándolos de un claro y sentido mensaje cristiano.

Detalle de una gárgolaCon el paso del tiempo, no sólo se minoró el uso de los símbolos, sino que continuó y se acrecentó en  su utilización, siendo  un claro exponente del mismo el  empleo de estos  en cualquiera de las construcciones  religiosas realizadas a lo largo de los años. En estos edificios destinados al culto  <conventos, iglesias y catedrales principalmente>, los maestros canteros esculpían en los capiteles, gárgolas, alfarjes, tímpanos, etc..., una serie de símbolos, animales, objetos que tenían un claro mensaje oculto, otorgándosele al conjunto de estos, un claro y sentido mensaje cristiano fácilmente entendible para los instruidos, pero de difícil interpretación para la gran mayoría del pueblo. Su interpretación en el tiempo no ha  ejercido una excesiva influencia , pues el mismo mensaje que los maestros Alarife quisieron otorgar a estos símbolos hace más de 1000 años, es prácticamente idéntico al que se le otorga en la actualidad cuando podemos observar estas obras artísticas realizadas en piedra. El mundo cofrade, como parte integrante y activa de la iglesia, no fue ajeno al uso de estos lenguajes simbólicos-alegóricos, pues son empleados con facilidad para adornar y dotar de un marcado mensaje cristiano a los retablos, tronos, etc...

Hasta el momento, hemos visto cómo y porqué del uso de los símbolos, pero no hemos aclarado la asociación del  áncora y el romero a la advocación de la Esperanza, nacida allá en el siglo XII después de Cristo. Para podernos hacer una idea de porqué se utilizaron estos objetos y no otros, nos detendremos en la definición que da de ellos el diccionario.  Ancla:"instrumento de hierro o acero en forma de arpón doble que unido al extremo de un cable,  sirve para afirmar una embarcación y evitar que sea arrastrada por la corriente o por el viento". Entre las múltiples acepciones del término ancla destacamos la siguiente.   ANCLA DE LA ESPERAZA: " es la mayor de todas y de más peso solamente utilizada en casos extremos".

En cuanto al término romero dice el diccionario. Romero:"arbusto aromático de la familia labiadas de entre 0,5 y 1 metro de altura o incluso más con tallos jóvenes, cuadrangulares y tormentosos. Se cría con facilidades terrenos calcáreo de toda la región mediterránea, siendo su uso como aromatizador, en medicina casera y para perfumar ambientes cargados" Entre su acepciones nos detendremos en el Romería. Romería "Viaje o peregrinación que se hace a un Santuario" Vemos pues en principio que la definiciones de estos dos objetos <romero y ancla> en nada se puede asociar a la Santísima Virgen, pero como aclararemos ahora estos son poseedores de un lenguaje oculto susceptible de ser interpretado.

foto de un anclaConocido el significado de los conceptos, comenzaremos diciendo que el uso del ancla en simbología es anterior al cristianismo, hay constancia de que ya lo empleaban los griegos y los romanos que asociaban a éste instrumento marítimo las siguientes virtudes: a la esperanza, a la seguridad y firmeza sobre una cosa. Los paganos solían representar con la figura de un ancla, la seguridad y el asentamiento de sus fortunas y negocios. Vemos pues, que el ancla fue usada  con muchísima antelación a la aparición del cristianismo y de esta advocación mariana. Así pues, se logra una perfecta adaptación del significado de ancla a la nueva religión para asociar las virtudes  contenida en esta figura a la Santísima Virgen.

Podemos comprobar pues, como se  logra fundir ancla y Virgen para comunicar un único mensaje, ¡Quién mejor que la Madre de Dios!, la que nos puede dar mayor seguridad y firmeza en nuestra fe si no es Ella.¡Quién mejor que la Señora!,la que nos puede proporcionar el asentamiento de nuestras creencias, pues los cristianos desde muy antiguo hemos ido depositando nuestros anhelos  y súplicas en la Santísima Virgen como intercesora  válida entre  Dios y sus hijos, siendo aclamada por todos nosotros como  Madre nuestra .¡Quién mejor que la Santísima Virgen!, la que nos puede afirmar y evitar mediante su  acción protectora  el amparo ante los abatares de esta vida terrenal para no ser arrastrados hacía a el pecado.¡ Quién mejor que la Santísima Virgen!, que es la mayor entre las mayores <después de Cristo>, la que nos puede socorrer y ayudar en un caso de extrema gravedad.  Así pues, qué acertados estuvieron a la hora de buscar un símbolo <ancla> al cual se le pudiera asociar todas estas virtudes que la Santísima Virgen posee.

Foto RomeroEn el caso del romero, es conocido desde muy antiguo las propiedades de este arbusto, de su facilidad con la que se regenera  después de haber sufrido cualquier inclemencia meteorológica o natural.  De entre  su gran cantidad de usos podemos destacar, de servir como  ambientador natural, ya que al ser quemado sus hojas desprende un aroma agradable y característico, siéndole otorgado a este humo oloroso desde la antigüedad, un supuesto poder para ahuyentar a malos espíritus. También se logra obtener de él, áloes y ungüentos que son utilizados para la curación de ciertos males. Así pues, ¡Quién mejor que la Madre de Dios!, la que supo aceptar una nueva regeneración entre la alianza de Dios y los hombres mediante el fruto de su vientre. Qué mejor aroma que el que desprende la Señora,  que perfuma todos los corazones de los que te aclaman como Madre nuestra. ¡Quién mejor que la Santísima Virgen!, que logró vencer desde el preciso instante de su concepción, el pecado original,  siendo perseverante a lo largo de su vida en la fe y el amor hacía Dios.¡Quién mejor que Ella!, para ahuyentar los malos espíritus. ¡Quién mejor que María!, como remedio de nuestros males espirituales, pues es Ella, Salud de los enfermos como se aclama en las letanías lauteranas. Y que decir de las alegrías y esperanza  que ponemos todos sus hijos después de tantos días de encuentro y convivencia por los campos de nuestro país, en el que salimos a la búsqueda de esa Ermita o Santuario, atravesando  campos sembrados de romero, gozando finalmente en lo más profundo de nuestra alma cristiana la viva y celestial presencia ante nuestros vidriososos ojos del bello rostro de la Señora, allí en su Ermita  o Santuario. Como ves, el asociacionismo entre romero y la Santísima Virgen es grande.

Para finalizar y tal y como dije al principio de este artículo, no me resisto a explicar las dos palabras que forman el nombre de nuestra Sagrada Titular. Nuevo:" del  latín novas, femenino (nueva) forma  de novus,/(nuevo). Especie o noticia de una cosa que no se ha dicho o no se ha oído antes" , y que bien se puede identificar con el romero. ¡Quién mejor que nuestra Virgen de Nueva Esperanza! que florece todas las primaveras, es salud de nuestras almas y logra ahuyentar los malos espíritus.

En definitiva es la poseedora de un nuevo mensaje dicho desde uno de los barrios más alejados del centro de la ciudad.  Y  Esperanza:"de esperar. Estado de ánimo  en el cual se nos presenta como posible lo que deseamos". Y su acepción teologal:"  actitud de esperar confiada sustentada por la fe y fortaleza y la   caridad, por la que el hombre espera a Dios con firmeza que le dará los bienes que le tiene prometidos.". Quien mejor que la Santísima Virgen de Nueva Esperanza, la que nos puede da fortaleza y fe, para poder alcanzar lo que Dios nos ha prometido, y que como hemos visto anteriormente son atributos que se representan con un áncora.

Así pues vemos, como con los símbolos del ancla y el romero podemos obtener de forma alegórica el nombre de nuestra Sagrada Titular: Virgen de Nueva Esperanza.

Romero = Renovación = Nueva noticia = Nuevo

Áncora = Instrumento de protección =  Esperanza


Vemos de esta forma, lo acertado que estuvieron a la hora de denominar a nuestra Sagrada Titular con esta advocación, y cómo fue incluido en la heráldica de la Hermandad el símbolo propio de su advocación, el áncora. Y qué decir del romero que depositamos todos los años a los pies de la Señora, como muestra de nuestro más sentido y afectuoso amor que le profesamos a la Santísima Virgen. Sí que acertados estuvieron a la hora de poner,  éste nombre a nuestra Titular, pasando a engrosar de esta forma, como una nueva cuenta más del rosario de advocaciones  con la que se aclama a la Señora como Madre Nuestra. Así pues, esta advocación de Nueva Esperanza, es una advocación original pues con anterioridad a nosotros nunca había sido empleada por otra hermandad o cofradía.

Para finalizar no me resisto a realizar una petición, ya que  hemos sido los primeros en utilizar esta advocación para denominar a la Santísima Virgen, , si el cabildo de hermanos así lo estima conveniente y recibe una aprobación favorable por parte de la autoridad eclesiástica, estaríamos pues en el perfecto derecho de utilizar un adjetivo no usado hasta el momento por ninguna de las hermandades y cofradías malagueñas, el título de Primitiva, y que sólo es otorgado a aquellas corporaciones que así lo solicitan al obispado después de ser comprobado que reúne los requisitos exigidos, a saber: se demuestre que es la primera en poseer un título determinado < en nuestro caso la advocación de nuestra Sagrada Titular, Virgen de Nueva Esperanza>, o haber realizado una acción concreta. Así pues confío plenamente en poder llegar a ver algún día como nuestra Hermandad es mencionada con el nombre de: Primitiva Hermandad de Culto y Procesión de Jesús Nazareno del Perdón y María Santísima de Nueva Esperanza.

Miguel Ángel Gutiérrez Mendoza Cronista Archivero de la Hermandad

Subcategorías

Página 3 de 3