Nueva Málaga se llena de Navidad

Pasado el mediodía la "Madre y Maestra" comenzaba a llenar las calles de Nueva Málaga de acordes, y así comenzaba el evento principal de esta Navidad Nueva Esperanza 2015. Se iniciaba así, tras meses de trabajo que llegaron a su fin la pasada semana, con la inauguración del Nacimiento y la jornada navideña del domingo, tercero de adviento.

La banda de Bomberos durante su actuación

Fue el pasado martes, festividad de la Inmaculada Concepción, cuando echaron a andar los actos programados para la Navidad 2015 en nuestra Hermandad. Nuestro director espiritual Rvdo. Padre Manuel Ángel Santiago bendecía el particular Nacimiento, tras el deleite de los presentes con los cantos de la Pastoral, a la cual agradecemos su asistencia aquella tarde. El Nacimiento, fruto del trabajo de la vocalía de Juventud, a la que llegaron manos de ayuda desde todas las áreas de la Hermandad así como numerosos hermanos de base, rompe con el concepto de belenismo tradicional.

Como contraste a la magna obra de años anteriores presidida por la Catedral de Málaga, un Nacimiento contemporáneo toma la Hermandad, estableciéndose un doble discurso vertical, en el cual en su parte inferior, nacen decenas de peanas cúbicas, que simbolizan la tradicional montaña, a modo de líneas ortogonales que avanzan verticalmente guiando al espectador hacia el punto central, donde preside el Niño Jesús, que llegará en la noche del 24 de diciembre. Paralelamente y como contraste a las líneas inferiores, un gran dosel cubre el Nacimiento, que con ornamentos en sus esquinas, arropa la escena y termina ese recorrido visual vertical del espectador.

Pablo Atencia y José María Jiménez entregan un recuerdo al director de la banda del Carmen

El Nacimiento se puede visitar de lunes, miércoles y viernes de 19h30 a 22h y martes y jueves de 18h00 a 22h.
Para visitas concertadas ponemos a vuestra disposición el correo de Juventud Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Días más tarde llegaba el acto central de nuestra Navidad Nueva Esperanza. Gracias al gran trabajo de la vocalía de Caridad, en colaboración con Formación y Juventud, amanecía en nuestro barrio una espléndida jornada llena de juegos, sones de corneta y zambombas. Pasadas las 12 y media del medio día, comenzaba el certamen musical, organizado por los amigos de la Banda de Cornetas y Tambores del Carmen del Perchel, donde Bomberos, la agrupación musical San Lorenzo Mártir, la banda de cornetas y tambores de los Dolores del Puerto de la Torre y la propia banda organizadora, deleitaron a los espectadores con sus marchas. Unos repertorios en los que no faltaron varios guiños al periodo navideño que celebrabamos.

Poco antes de las tres, finalizaba el certamen con sendos intercambios de presentes y la visita del presidente de la Agrupación, Pablo Atencia y dirigentes municipales de nuestro distrito, encabezados por la concejala Elisa Pérez. Todos ellos, así como músicos, hermanos y vecinos disfrutaron de platos típicos navideños y del servicio de barra que dispuso la Hermandad. Paralelamente, la jaima reservada a la recogida de alimentos y juguetes fue a más, desbordando las previsiones. También queremos agradecer al grupo de animación y hermanos colaboradores que disfrutaron junto a los más pequeños de cuentacuentos, talleres de globoflexia y pintacaras y multitud de juegos.

Como punto final, el primer Aguinaldo Cofrade. Pistas relacionadas con la historia de la Hermandad guiaron a los participantes hasta el sobre ganador, que hacia su presencia en la Hermandad pasadas las seis y media. Agradecemos a los participantes su asistencia y los emplazamos a próximas ediciones en las que esperemos siga creciendo este proyecto aún joven.

En definitiva, un gran trabajo fruto del esfuerzo de un amplio equipo humano desde miembros de permanente a hermanos de base, todos a una por una mejor navidad para nuestro barrio, muchas gracias a todos los que lo hicieron posible y sobre todo, a seguir, porque la Hermandad está a rebosar de juguetes que necesitan un par de retoques y ser envueltos para que el próximo día cuatro de enero, todo nuestro esfuerzo se vea recompensado con las sonrisas de los más pequeños.