La hermandad de Nueva Esperanza participa en los actos de Coronación de María Santísima del Rocío

El fin de semana se presentaba con un eje central con los dos actos principales con motivo de la Coronación Canónica de María Santísima del Rocío, la función religiosa en la que es impuesta la corona (halo en este caso) y la posterior procesión gloriosa de vuelta a su casa hermandad. Por ello, una representación de la hermandad encabezada por el hermano mayor José María Jiménez estuvo presente en sendos importantes actos para los cofrades malagueños.

Por la mañana, la hermandad fue invitada a la misa pontifical en la que se impuso canónicamente el halo de estrellas a la Virgen victoriana. Un acto lleno de solemnidad que ya entra por derecho propio, en la historia de la Semana Santa de Málaga.

A medio día, la hermandad recibía al grupo joven de la cofradía de la Esperanza de Córdoba. Hermandad con la que se mantienen unas excelentes relaciones y de quienes fuimos cicerones por un día, acompañándoles y guiándoles durante su visita a la Coronación Canónica de María Santísima del Rocío.

Con el mismo motivo visitaba Málaga un grupo de integrantes y directivos de la Banda de Música Consolación de Huelva, con quienes ya se había acordado el contrato que unía a ambas entidades durante los próximos tres años a falta de firma. La rúbrica se realizó en la casa hermandad previa visita a los Sagrados Titulares.

Por la tarde, a las 18:00, comenzaba la procesión gloriosa de vuelta al barrio de la Victoria de María Santísima del Rocío. Desde la S.I.C.B. donde tenía lugar la salida, una representación de la Hermandad, formó parte del cortejo, en un recorrido triunfal por las calles del centro de Málaga hasta su barrio en la mañana del domingo.